Un tipo atractivo

Además de escritor y lector, me considero un espectador y «estudioso» de la extraña y fascinante conducta humana. Y, también como escritor y persona, me llama la atención el hecho de que una persona logre desplegar un encanto aparentemente inaccesible para el resto de los mortales que, además de proporcionarle no pocos beneficios de naturaleza sensual, hacen que su vida sea una especie de diversión y alegría constantes.

¿No han pensado jamás qué tienen en común Jack Sparrow, Richard Castle, Tony Stark, James Bond, León Poiccard o George Clooney? Una pista: no tiene nada que ver con sus cuentas corrientes ni con sus atributos físicos.
¿Siguen pensando en las diferencias en lugar de en las similitudes? No les daré una pista; les confesaré directamente el secreto…

… y ese secreto es la DESPREOCUPACIÓN. Sí, una actitud despreocupada. ¿Cómo? ¿Algo tan sencillo?
¿He oído «sencillo»? No, al menos para muchas personas, NO tiene nada de sencillo. De donde no se sigue que sea inalcanzable.
Quizá lo primero sea comprender por qué no es sencillo y la primera respuesta que se me viene a la mente es: porque la actitud despreocupada sólo es posible si la racionalidad no ha invadido por completo nuestro ser; si en nuestra personalidad sigue habiendo un resquicio de niño, que centra su atención en el presente y no en el pasado ni en el futuro.

Deténganse un segundo: ninguno de los personajes que les he mencionado ni ninguna de las personas (hombres o mujeres) en las que reconozcan ese magnetismo imparable que trato de dibujar poseen un excesivo sentido de culpa o carga (el pasado) ni una preocupación absoluta por las consecuencias o «lo que podría haber pasado» (el futuro). ¿Son por ello descerebradas o irresponsables? Ni por asomo. Inteligencia y despreocupación son perfectamente compatibles. Ya que la actitud despreocupada es, ni más ni menos, que el disfrute pleno del presente.


¿Todavía no les ha quedado claro? Pues lo tienen al alcance de la mano: dedíquenle cinco minutos a observar jugar a un niño que todavía no haya sido devorado por el embrujo de las videoconsolas y lo comprenderán a la primera. Háganme caso; merece la pena.

Anuncios

2 comentarios en “Un tipo atractivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s