Como convertirte en el numero 1 de Amazon en 20 segundos (Funciona 100%)

Amazon se ha convertido en la plataforma preferida de los escritores indie y, tal y como sucede con todo lo nuevo, trae consigo flamantes oportunidades. La más preciada por los profesionales de la escritura o aspirantes a serlo es que posicionarte bien en Amazon para que una editorial te fiche, ¿estamos de acuerdo? A tal fin, los escritores utilizan todos los medios habidos y por haber: spam continuo, compra de buenas críticas y reseñas —como también hiciera el gurú de la autoedición John Locke— y un largo etcétera.

Para todos aquellos que, al igual que yo en su día, anhelen una buena posición en el ranking de Amazon, les daré la receta. Es sencilla, funciona al 100% y de manera inmediata (o a la siguiente actualización del listado de Amazon). No les haré esperar. Aquí va lo que deben hacer: llamen a veinte o treinta amigos, ofrézcales una copa de vino o champagne (o lo que usted consideres adecuado) y pídales un favor: que todos compren su libro a la vez, aunque usted les dé el importe. También puede enviarles un cheque regalo a su email y rogarles que no sean pillos y compren su libro. Si lo hacen todos en el mismo día, el truco será efectivo.

Sencillo, ¿verdad? Pero, como suele suceder, aquí llega la temida «mala noticia»: que las editoriales, máxima aspiración del autor novel, no son del todo idiotas y se quedarán con la copla. Ni ranking ni reseñas ni nada de nada servirá para nuestros fines y la cosa retornará, más o menos, al statu quo ante.

Desde mi punto de vista, volverá a imponerse la necesidad de construir una reputación sólida como escritor (damos por sentado que todos hemos escrito buenas novelas) y no sólo como fieles devotos de la «escuela de Goebbels».

No obstante, no soy un profeta. Tal vez me equivoque. Tal vez.  Y, mientras se resuelve el enigma, ya saben cómo convertirse en los número 1 del top 100 de Amazon en veinte minutos (más o menos) y GRATIS (o casi).

Anuncios

9 comentarios en “Como convertirte en el numero 1 de Amazon en 20 segundos (Funciona 100%)

  1. Tal vez a John Locke le haya funcionado, Gabri, pero está visto que lo que sube como espuma baja de igual forma. Lo mejor es conservar el puesto, es lo que da garantía de que el libro es bueno, o al menos, gusta. Y otra cosa: No considero la promoción de los libros Spam. Se llama Spam a lo que te llega por correo sin tú conocer de nada a la persona. Para tal caso, todo Twitter está lleno de spams. No comprendo ese pudor para dar a conocer la obra que uno ha escrito. Por supuesto que es chocante ver avisos como: “No te pierdas el mejor thriller que se ha escrito y poner el título” o “¡Cómpralo, no te arrepentirás!” a eso llamo publicidad mal enfocada, a nadie le gusta que lo presionen para comprar.

  2. Coincido contigo, Blanca, en el dictamen sobre el caso de John Locke, pero, disiento un poco por lo que respecta al Spam. Cierto que Twitter y el resto de redes sociales son una plataforma libre y que cada cual está en su derecho de difundir su trabajo como le parezca. Es más, es muy lícito, dado que, de lo contrario, algunas personas no conocerían nuestro trabajo. Es algo a lo que estamos obligados especialmente los que comenzamos ahora y yo no he tenido reparos en recurrir a esa estrategia.
    Hasta ahí bien. Lo único que ciertos lectores (y eso es importante) “censuran” es el uso desproporcionado y constante de esa vía de promo que a todos nos habrá costado más de un unfollow. Es cierto que hay personas (escritores o de otras disciplinas, claro está) que no postean absolutamente nada aparte del manido corta-y-pega del tipo que tú pones como ejemplo un poco… chocante: “compra mi libro que es el mejor” y esas cosas a las que ya estamos acostumbrados. Pero, tal y como yo lo veo, es una estrategia que, en no mucho tiempo, dejará de ser efectiva. O no. Sólo el tiempo nos dará la razón.

    Abrazos

  3. Coincido con los dos en cuanto a que si no tienes una base de seguidores a largo plazo, puedes estar en el puesto 15 un día y al siguiente ir a parar al 190. Pero esto es la técnica de la mercadotecnia e importan tanto el puesto en el ranking como las reseñas que se dejen en la ficha del libro o en las opiniones que circulan en blogs de lectores en la red.

    La cosa que sí que no comparto es lo de Spamear por Twitter a todas horas un listado de 20 o 25 obras en menos de 3 minutos. Que lo hiciese un solo autor, vale. Pero hay veces que parece se pongan todos de acuerdo en hacer spam y eso complica el leer el timeline. ¿No saben programar tuits? Es tan fácil como repartir esos tuis a lo largo del día, es más cómodo para sus seguidores.

    Personalmente he dejado de seguir a varios autores que, aunque sus obras me gusten, no soporto la manera que tienen de gestionar sus perfiles online (o spamean con su libro o con los de otros). Seguramente pronto haga otra ronda de unfollows…

    1. Gracias, Wishu, por tu aportación. En el fondo, aunque con matices, creo que todos estamos más o menos de acuerdo en los mismos aspectos.

      Por lo que respecta al Spam, personalmente, he recibido varias quejas por parte de lectores. Tal vez lo más contundente fue cuando me llamaron de la Universidad de Murcia para hablar sobre la Generación Kindle y la autoedición y resultó que varios alumnos me conocían. Cuando publiqué El búnker de Noé me abrí la cuenta en Twitter. Mi desconocimiento sobre el medio era absoluto y, claro, spameaba sin piedad. Pues bien: aquellos chicos me enseñaron que ese no era el camino y admitieron haber estado apunto de haber hecho unfollow. Sé que ganas ventas, luego posicionamiento en en ranking, pero creo que pierdes algo muy importante: el respeto de no pocos lectores y una cierta credibilidad, pues, como una vez leí por ahí “si tu libro es tan bueno, ¿por qué te pasas el día promocionándolo? ¿No deberían hacerlo los lectores?”. Dicho esto, reconozco que una autor, especialmente, novel, debe darse a conocer y hacerse un poco de publicidad. Pero con un poco de equilibrio. Seamos realistas, y aunque al menos yo no me encuentre en esa posición todavía: no conozco a ningún autor consagrado que promocione su obra treinta veces al día y menos con una plantilla… Y de verdad que si a veces digo estas cosas, aunque no sea una posición fácil, es por una hondo y genuino interés por mis compañeros y por hacer de la autoedición y el camino a nuestros sueños algo sólido y respetable.

      1. Bueno bueno… Yo ya comenté esto en mi blog hace unos días, y sí, sigue ocurriendo. Creo que es importante ir ganando la confianza del lector, uno a uno, para asegurar que le ha gustado tanto nuestro libro que comprará el siguiente posiblemente… Y esto sólo se consigue llegando hacia nuestro nicho, a la gente que piensa como nosotros y se puede ver identificada con lo que decimos. En un futuro, todo será así. Puede que no reporte cantidades millonarias, aunque si sabemos conectar con las distintas partes del mundo seremos capaces de mantenernos en el campo que deseemos. Ahora, lo más difícil es eso: encontrar a nuestro público, que no es ni por asomo el “aleatorio” que nos ve en el número 1.

        Wishu01 tiene razón. El autor, además de MOLESTAR tiene que aportar algo que justifique una razón para seguirlo, o ¿Acaso hacemos caso a los que no aportan nada a nuestras vidas? Humanidad.

      2. En efecto, tendremos que ir afinando nuestros métodos de promoción a fin de mantener un equilibrio entre la necesaria información y difusión de novedades y un elegante diálogo con los lectores/amigos/internautas. Desde mi humilde posición, considero que luchar por forjar una figura sólida como escritores debe ser la prioridad. Al menos, yo lo veo así y parece que en gran medida todos estamos de acuerdo: el autor, aparte de repetirnos un millón de veces lo bueno que es (cosa que no sería necesaria si fuera del todo cierta) debe aportar valor, algo que haga que sus “seguidores” (en un sentido horizontal) consideren que merece la pena leer lo que tiene que decir. Y, no nos equivoquemos, todas las personas prestan una singular atención a una sola cosa: lo que les interesa a ellos… y no únicamente a nosotros.

  4. Los autores famosos jamás hacen promoción en Twitter porque son sus lectores los que propagan las noticias. Es cierto. Como yo ni soy famosa ni me conoce todo el mundo, seguiré publicitando mis libros, eso sí, sin decir que es el mejor o que lo compren. Promociono a otros, y muchos de ellos han alcanzado las primeras veinte posiciones en la lista de los más vendidos. ¿Casualidad? Eso sí, he dejado de promocionar a los que sienten que invaden el timeline, porque no quiero perjudicarlos. Si algún seguidor desea dejar de seguirme, tiene la libertad de hacerlo, yo no lo obligo a leer mis Twits. Lo cierto es que cada semana se suman un promedio de 20 más, porque saben que conmigo pueden contar para promocionarse. Tengo seguidores de Australia, Japon, Indonesia, América, y pare de contar. No es cierto que la lista de los rankings se circunscriba a los pocos seguidores o lectores del autor, pues una vez que alguien te compra, te lee y /o va por el resto de tus libros, en mi caso, 7, o se escoge algún otro de la lista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s