Cambio de paradigma literario: adios a las armas

Quiero hablaros hoy del futuro, del mío y del vuestro, ambos íntimamente relacionados. Quiero hablaros de mi tercera novela. «¿Cómo?», me ha parecido escuchar por ahí. Sí, hace menos de un mes que salió al mercado Estación Orichalcum, mi segunda novela, y ya estoy hablando de la tercera, es decir, de una novela que ni siquiera está comenzada… ¿Un poco raro? No tanto. Permitidme que os lo aclare.

Puedo decir que mis dos primeras novelas cumplieron su función a la perfección: darme un poco a conocer entre los lectores, llamar la atención de algunos medios importantes y, sobre todo, crear una comunidad en la que me siento muy cómodo. Me refiero, claro está, a la comunidad que formamos tú, vosotros, y yo.

Por otra parte, deseaba apuntar algunos de los procedimientos más siniestros y desleales que las élites mundiales llevan a cabo delante de nuestras narices con total impunidad. Y así lo hice en El búnker de Noé y su secuela. ¿Por qué no seguir por esa línea? ¿Acaso tales actos han cesado? No, no han cesado todavía, si bien soy de la opinión de que el mundo tal y como lo conocemos se está apagando. Asistimos a los estertores (que prometen prolongarse más de lo deseable) del Sistema –que no es otro que el Capitalismo deshumanizado–. En mis dos primeras novelas había denuncia; a partir de ahora habrá soluciones.

Asimismo, y entre todas las alegrías que la Red y vuestra compañía me ha proporcionado, se han filtrado semillas de malestar y un cierto recelo: la misma maquinaria que nos impulsa a mirar un móvil al despertar, el correo electrónico, las redes sociales y todos esos elementos que tan bien conocéis, parece haberse impuesto en el corazón de los escritores independientes, convirtiéndonos en esclavos o al menos en comerciales de plataformas como Amazon, por poner el gran ejemplo. Promociónate, mira los rankings, sufre los errores informáticos del gigante digital… en definitiva, pierde tiempo para lo que de verdad lo necesitas: escribir.

Bien, se acabó. Mi tercera novela es abiertamente la más ambiciosa que he emprendido hasta la fecha y, como de costumbre, quiero aportar un plus, romper algunas convenciones y tópicos. Si me concedéis un segundo de vuestro valioso tiempo os daré algunas claves.

¿Cómo solemos escribir las novelas? Tenemos una idea o ideas que guardamos celosamente –el pánico al plagio o a que se nos adelanten cuando casi la hemos acabado y ese tipo de chorradas–, trabajamos en ella y, una vez concluida, la damos a conocer al público.

¿Qué experimento he pensado llevar a cabo? Ofreceros la novela antes de empezarla. ¿Qué significa eso? Que os diré de antemano el título, la sinopsis, los personajes y compartiré con vosotros documentación durante el proceso de redacción, os pediré consejo, escucharé vuestras opiniones (lo cual no significa que vayan a ser incorporadas por defecto, todo hay que decirlo), pondré de manifiesto los problemas a los que me enfrente. En resumen, la sorpresa será ver el resultado de todo este intercambio entre vosotros y yo; la sorpresa será ver «la novela que has escrito tú» (permitidme esta licencia literaria, dado que, en sentido estricto, no pienso compartir los royalties con vosotros [Risas])

El proceso concluirá con otra importante novedad: la novela NO será publicada directamente en Amazon ni en ninguna otra plataforma digital, sino que optará por los tradicionales caminos: concursos, editoriales, etc. Sólo en caso de que ningún editor loco se preste a publicarla, llegará a vosotros de manera gratuita. Sí, lo estáis oyendo bien: si la novela no ve la luz de la mano de una editorial, entre todos les demostraremos que pierden más no publicándola que haciéndolo. Mi última intención es que vosotros tengáis acceso a la novela, pues, como no me canso de repetir, tan sólo me debo a vosotros, los lectores.

Hasta aquí lo que os quería decir hoy. En unos días os haré llegar la primera entrega, pero, de momento, tened presente esta imagen:

 

Image

Anuncios

18 comentarios en “Cambio de paradigma literario: adios a las armas

  1. “(…) entre todos les demostraremos que pierden más no publicándola que haciéndolo”

    Ese es el quid. El día que todos tus compañeros juntaletras lo entiendan tan bien como tú o como JGJ, habrá un verdadero cambio (con ruptura, de los que molan) en el mundo editorial.

    No sabía la temática de tus dos primeras novelas (aunque ya las tengo en el Kindle) y me sorprende que la temática es muy similar a lo que yo me estaba planteando escribir como relato o novelita corta. Va a ser verdad lo que dice @greenpeeptoes sobre que me tiene calado…

    Mi artillería pesada empezaba con algo como: http://danibishop.wordpress.com/2012/06/18/uno-dos-probando/

    Y como:
    http://danibishop.wordpress.com/2012/04/15/un-martes-de-mediados-de-2013-2/

    Considero que es mi comienzo para este método que propones (royalties mediante :P).

    Saludos!

  2. Bueno, bueno, como está el patio. Menuda idea, no hará falta comentarte que aquí estamos, haciendo piña.

    Por cierto, mi pequeña “desparación” de la redes tiene su culpable, sí sí, no mires para otro lado. Incluso mi móvil ha ido perdiendo protagonimo en estos días. Si es que es verdad, solo hace falta un pequeño tirón de orejas para volver a los caunes naturales del ser humano. El sentido común se impone, y la realidad sale a la luz. Seguiremos utilizando la tecnología, intentando que ella no nos utilice a nosotros más de la cuenta.

    Arriba con ese proyecto, Gabri en papel, de este año no pasa.

    Saludos desde la resistencia.

    Paloma M.

  3. Bueno, bueno, como está el patio. Menuda idea, no hará falta comentarte que aquí estamos, haciendo piña.

    Por cierto, mi pequeña “desparación” de la redes tiene su culpable, sí sí, no mires para otro lado. Incluso mi móvil ha ido perdiendo protagonimo en estos días. Si es que es verdad, solo hace falta un pequeño tirón de orejas para volver a los caunes naturales del ser humano. El sentido común se impone, y la realidad sale a la luz. Seguiremos utilizando la tecnología, intentando que ella no nos utilice a nosotros más de la cuenta.

    Arriba con ese proyecto, Gabri en papel, de este año no pasa.

    Saludos desde la resistencia.

    Paloma M.

  4. Sobre la mesa de operaciones podemos verla a través del cristal, sus hojas aún blanquecinas y débiles no soportan peso alguno. Cerca de la mesa observo unas bandejas llenas de letras, y a su lado otra de ideas. Ella, la novela, no ha pedido anestesia, quiere ver desde su comienzo el nacimiento. Todo está a punto y creo que en nada de tiempo las cortinas se cerrarán una vez más impidiéndonos asistir a ello. Puedo ver como el escritor Gabri entra en la sala, y bueno la gente comienza a levantarse porque pronto echarán el cierr… ¡ahí va! el escritor a quien ha echado de la sala es a sus asistentas Soledad y Privacidad y ha pulsado el botón que ningún escritor antes se ha atrevido a pulsar!
    El murmullo aumenta cuando las mamparas de cristal descienden y aún con recelo pero vamos acercándonos hasta la mesa y el escritor Gabri nos anima a que toquemos la piel de ella sin miedo, con cuidado porque todavía no está formada, pero la experiencia señores es indescriptible! Aquí informando para la BACC-RD asistimos por primera vez al nacimiento de una novela!!

    La literatura te debe una genio, pero también sobre todo la idea de que podemos vencer a este sistema!

    Un abrazo y adelante!

  5. Carlos, sin duda eres un alma prodigiosa en una mente sin comparación. Tu capacidad de razonamiento y observación sólo son superadas -tal vez- por tu nobleza. Palabras como la tuya restauran el equilibrio entre la literatura y yo, saldando esa deuda de la que hablas. Porque, en efecto y tal y como tú señalas, entre TODOS podemos vencer al sistema 😉

  6. ¿Cómo que “ya” hablando de la tercera? Aterricé por casualidad hace unos días en el búnker y ya estoy en Orichalcum, así que me temo que la espera hasta la siguiente se me va a hacer muy larga.

    Por suerte parece que la cosa no va a consistir en sentarse a esperar, sino que nos vas a mantener bastante ocupados… me encanta la idea y no dudes que estaré al acecho para no perderme nada en el proceso.

    ¡Saludos!

    1. Así es, Sirvi, en esta ocasión, nada de esperar sino que os pondré deberes y vosotros a mí; iremos construyendo juntos una novela. La idea básica es mostrar las entretelas de una novela y, sobre todo, dar un paso más en la comunicación y relación autor/lector. Ya veremos por dónde sale la cosa… 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s