Cosas que no se dicen. Una decisión delicada: aparcar una novela

libros_5220_645x

 

Todos los que conozcan medianamente al bueno de Spider-Man, conocerán las palabras de su tío Ben: “Un gran poder implica una gran responsabilidad”. Un poder más pequeño también.

 

Es un asunto que suele pasarse por alto, pero es un hecho bien cierto que, en ocasiones, un escritor aparca una novela; decide que no va a seguir escribiéndola. Si esto sucede, como en mi caso, cuando la redacción está al 25%, la decisión se torna bastante delicada y se impone la necesidad de hacerse unas cuantas preguntas.

¿Cuáles son las razones por las que aparcamos una novela? Supongo que son muy variadas: se agotan las ideas, acaba de salir publicada otra -firmada por un autor más conocido que nosotros- que es casi igual, no nos convence el estilo o la trama acaba flojeando más de lo permitido… Casi tantas razones como escritores hay.

¿Por qué comenzamos esa novela? Más de lo mismo: pensábamos que podríamos sacarla a flote, la idea nos parecía interesante al principio, queríamos probar… Total.

Y ahora, ¿por qué yo he abandonado la redacción de mi cuarta novela al 25%? ¿Qué pinta Spider Man en todo esto?

Cuando llevas tiempo en esto, con un poco de suerte, te vas haciendo con un grupo de lectores que, por la razón que sea, conectan con tu estilo. Asumo que la preocupación del estilo no está presente en todo escritor (o cineasta o lo que sea). Sencillamente, hay narradores que se atreven con todo y actúan como honorables artesanos. No es mi caso. Respetuoso con ese ejército fiel, asumo que se espera de mí un cierto sello, eso por lo que muchos de ellos se han acercado a mis novelas. En principio, ese sello o estilo no es algo deliberado, sino que procede de tu ser; es un reflejo del autor en tanto que ser humano, de persona de carne y hueso que va al supermercado, lleva a los niños al colegio y, en ocasiones (muchas), se las ve canutas para llegar a fin de mes.

Bien, dado que estás leyendo esto, asumiré que te interesa saber por qué he decidido interrumpir la redacción de una novela. No te haré esperar: no me veía reconocido en ella, y lo que es peor: dudo que mis lectores lo hicieran. El tono se alejaba demasiado del aire cool que, creo, caracteriza a buena parte de mi trabajo. Sí, me estaba deslizando por derroteros sórdidos, descarnados… “¡Pero si eso es lo que se lleva!”, me está pareciendo escuchar. Lo que supone otro argumento en favor de la interrupción. Nunca he sido un lector serio de novela negra, por muy de moda que esté mientras escribo esto, y lo que me traía entre manos se adentraba en ese terreno. Algún observador malicioso habría podido ver un intento de subirme a un carro cuyo destino tenía nombre de bestseller. Jamás ha sido mi intención imitar un género por la sencilla razón de que esté funcionando bien (entre tú y yo, dudo mucho que leas algo firmado por mí y que incluya vampiros, hombres lobo, esposas de peluche y látigos de terciopelo, ni tampoco códices prohibidos y los tentáculos de la Iglesia). Aprovecho para recordar que nadie se hace grande imitando a los demás.

 

¿Significa esto que he tirado por el retrete seis meses de trabajo? Nada de eso. Me quedo con muchos elementos -como el personaje principal, uno de los puntos fuertes de la novela- y me limitaré a reorientar la acción, a modificar la trama para hacerla más familiar (de cara a vosotros y de cara a mí mismo). En pocas palabras, que volveré a escribir una novela 100% inclasificable, canalla, cool, y más “Tony Stark” que nunca. Los amantes de León Poiccard adorarán a este nuevo salvaje. Sé que lo estabais esperando y no puedo fallaros…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s