La cuestión Matrix

the-matrix

 

 

Escribo esta nota un domingo a las siete de la mañana. Tal vez tú no lo leas hasta otro día y a otra hora. Tal vez no sea publicado en este momento.

El caso es que aquí estoy, afrontando el tramo final del primer borrador de una novela sobre cuya escritura quizá os hable algún día. Baste decir que se trata de un relato que NO iba a ver la luz, pero una (feliz) circunstancia sobre la cual debo guardar silencio por ahora modificó el curso de los acontecimientos.

En el fondo, la novela es lo de menos. Es del fin de una etapa de lo que quiero hablaros (en principio). Y es que con esta novela cierro un ciclo, cierro un campo temático en mi escritura y a vosotros, amigos y fieles lectores, quiero exponeros los motivos. Ahora que lo pienso, puede que también la literatura sea lo de menos.

Con ésta serán cuatro las novelas que he dedicado a lo que podría denominarse la cuestión Matrix. Quienes las habéis leído (o alguna de ellas) habréis advertido que mi ingenua -o pretenciosa, según lo queráis ver- intención ha sido ayudaros a detectar la existencia de una enorme Matrix y, en la medida de mis posibilidades, ofrecer una serie de medidas para salir de ella.

El filósofo Wittgenstein sostenía en las Investigaciones filosóficas que la función de la filosofía en “enseñarle a la mosca a salir de la botella”. Si entendemos que la mosca soy yo y eres tú y la botella es esa Matrix, esa tramoya de la realidad que está oculta pero que nos condiciona hasta el extremo, se puede decir que yo mismo he tratado de hacer algo parecido con la literatura.

Recientemente he cambiado de opinión.

El “despertar” llegó por “azar”, al leer la prensa. Advertí una vez más que ésta sólo recoge malas noticias y nunca las buenas. ¿Acaso no hay millones de historias felices y esperanzadoras acaeciendo a diario? ¡Por supuesto que sí! ¿Por qué los medios sólo muestran aquellas que nos mueven a pensar que nuestro mundo es un lugar atroz, peligroso e inseguro? Podría daros varias razones, saliéndome así del hilo de este post, pero me limitaré a sugerir que se trata de un buen mecanismo para justificar medidas poco populares (guerras, recortes, mecanismos de control, etc.). Repito que esto sería salir de tema.

Algunos de nosotros nos rebelamos contra ese estado de las cosas y consideramos que debíamos contribuir a retirar el velo de los ojos de las personas, del conjunto de la sociedad. Así, con esa soberbia que ahora me hace soltar lágrimas de la risa. Claro que se esconde una buena intención bajo la idea de ayudar a otros a ser “menos ciegos” al ver el lado oscuro de las cosas… pero aquí llega el golpe mortal¿acaso no somos menos ciegos asumiendo que el mundo es un lugar horrible?

He aquí la razón por la que con esta cuarta novela (cuyo nombre os anunciaré en breve) se cierra un ciclo, marca un “fin de la cita”. No sólo se debe a que cada día el análisis del lado sórdido de la realidad sea cada vez más incompatible e incoherente con mi carácter optimisma y juguetón. No. La razón es algo más profunda y atiende al descubrimiento o intuición de que no hay Matrix y realidad separada; nosotros somos la mosca, pero también la botella. O, en otros términos: la verdadera Matrix consiste en pensar que hay una Matrix de la que salir. Ésa es la verdadera trampa.

 

Tal vez esto os suene un poco-demasiado zen, pero el sol brilla ahí afuera, hace fresco y los pájaros insisten en que siga en esta dirección. ¿Cómo podría yo hacerles la contra?

Es por ello que, a partir de ahora -e incluso ya desde parte de esta nueva novela que en breve compartiré con vosotros-, os invito a formar parte de este nuevo viaje, de esta nueva aventura que, si bien nos llevará a todos por el camino de la libertad, lo hará de un modo más lúdico, más alegre y despreocupado. ¿No se os hace la boca agua?

¡Bienvenidos a bordo!

 

zencircle011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s