Los universos paralelos, o las novelas que fueron de otro modo

Siempre he considerado que las ideas -al menos una vez explotadas- deben ser de dominio público (en realidad, siempre lo han sido; tan sólo había que estar ahí para atraparlas). Es por ello que quiero compartir con vosotros una historia que no fue. Es decir, que no fue como se esperaba.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si no me fallan los cálculos, en primavera de 2015, Albatros (mi nueva novela), estará disponible de la mano de una nueva línea editorial de Penguin Random House -quienes han tenido el detalle de contar conmigo como embajador-. La novela tendrá una forma habitual… Aunque no era el destino que tenía previsto para ella.

En realidad, deseaba terminar esta etapa en mi recorrido literario de un modo entrañable y, cómo no, transgresor -algo que he tratado de llevar a cabo con y en cada una de mis obras-. Para empezar, deseaba cerrar este periodo tal y como lo empecé: siendo un indie. Primer “chasco”.

Pero no era ésta la cualidad más destacable del proyecto. En realidad, pretendía invertir el esquema según el cual algunas novelas no pueden ser adaptadas al formato digital con facilidad (Rayuela de Cortázar, La casa de hojas, Danielewski…). El objetivo principal era ofrecer un texto que difícilmente fuese adaptado al papel. ¿Cómo? Mediante la inserción de hipervínculos y material transmedia adicional.

Mi intención era enlazar artículos, blogs, webs y todo tipo de material potencialmente alterable o incluso susceptible de ser eliminado (todo material adicional que no impidiese la lectura normal de la obra). Mi deseo era crear la novela que “se autodestruiría en…”.

Como ya habéis podido intuir, la cuestión de fondo era mostrar hasta qué punto, lo que resultaría casi inofensivo en una novela podría suponer un enorme problema en caso de darse a escala mundial y real: el apagón tecnológico como metáfora de la desaparición de todo el conocimiento atesorado a lo largo de los siglos; la posibilidad de falsear y manipular el material digital, virtual, etc., etc.

Segundo “patinazo”.

En fin, como ya he dicho, mis planes se vieron alterados, pero dejo esta idea circulando libremente por si otro camarada se anima a tomar la alternativa.

Atrápala. Quién sabe si esta propuesta podría llevarte más lejos que a mí…

Siempre vuestro

G

Anuncios

2 comentarios en “Los universos paralelos, o las novelas que fueron de otro modo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s