Mi novela maldita

 

240_F_130773273_fz65uKljVPPQxAEnqKPmx4usTgo2oEJJ.jpg

 

Cada doce o trece años me invade una sensación de desasosiego. La primera vez tuvo lugar cuando acometí la tarea de escribir la historia que he vuelto a terminar hoy mismo. Fue en 2005 o 2006, no lo recuerdo muy bien. Era una historia muy anterior a las que quizá alguno de vosotros y de vosotras conozcáis. Y también muy diferente.

En aquella ocasión, la historia adoptó la forma de guión cinematográfico que no terminó de llegar a ninguna parte, y supuso el inicio de mi alejamiento de la escena cinematográfica en la que comenzaba a despegar tímidamente (he destruido todo el material que he encontrado perteneciente a esa época. Lo sé. Rarezas de escritor).

Registré el guión y lo olvidé el guión en un cajón. También me olvidé de mis aspiraciones fílmicas —que no de mi cinefilia—. Como buen cowboy solitario, emprendí mi viaje de regreso hacia la literatura tradicional, que me permitía seguir contando historias a mi ritmo y sin las particularidades propias del mundo del cine.

Durante este tiempo han sucedido muchas cosas. En líneas generales, puedo decir que mi cabezonería y unos cuantos golpes de buena suerte han conseguido que, después de varios bandazos, haya logrado meter las narices en el panorama literario. Otros acontecimientos me siguen sorprendiendo, como el hecho de fichar por una editorial estupenda, de trabajar con una editora fabulosa y de formar parte de una agencia literaria que, en menos de dos meses desde el lanzamiento de mi última novela, ha conseguido vender los derechos de traducción a cinco países (y otras cartas que nos guardamos bajo la manga ^_^).

El caso es que, con otra novela calentando motores, me dispuse a darle otro enfoque a aquella historia, y decidí convertirla en una novela. La que acabo de terminar (perdonad que lo repita, pero es que la tensión entre los deseos de compartir la noticia con vosotros y con vosotras y el estupor se hace patente en mí).

¿Por qué digo que se trata de una historia maldita? ¿Por qué una novela maldita? Porque no va a ser publicada de momento. En realidad, espero volver a retomarla en forma de guión en un futuro próximo. ¿La razón? Tal y como también considera mi adorado maestro Guillermo Arriaga, hay historias que deben ser novelas y otras películas; funcionan de un modo y de otro no y viceversa.

¿Qué puedo añadir? Únicamente transmitiros mi sorpresa al advertir que esta cruda y tensa historia, alejada de mi estilo amable y relajado, tal vez llegue a vuestras manos o a vuestros ojos y oídos no antes de 2025. Si es que lo hace. Y, de acuerdo a la experiencia, no las tiene todas consigo 😎

 

[¿Y qué decir del título? Mantengamos el suspense… Por el momento]

 

mystery-box-1

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s