La verdadera historia de «Albatros» (La maleta de un espía)

En primer lugar, deseo daros la bienvenida a esta nueva gamberrada literaria. Es más, os pido de entrada que os suméis a la causa, pues sois la pieza clave de esta aventura.

A fin de convenceros os explicaré qué se esconde en el fondo de Albatros, una novela muy peculiar.

Como algunos de vosotros sabéis, Albatros fue publicada inicialmente por megustaescribir, sello adscrito al grupo Penguin-Random House. Tuve el privilegio de ser llamado en calidad de embajador del proyecto, es decir, un endorser, un reclamo. Estoy muy agradecido de su ofrecimiento y doy fe del brillante trabajo que llevan a cabo en la editorial, así como del excelente equipo humano que hay detrás. Sin lugar a dudas, recomendaría, especialmente a los autores que empiezan y quieren irrumpir en el mercado literario con un look profesional, que echasen un vistazo a los servicios que megustaescribir ofrece.

Indudablemente, desde un principio supimos que la nuestra era una historia pasajera, dado que mi lugar se encuentra ya dentro de la edición tradicional y lejos (aunque algunos lectores despistados lo sigan creyendo) de la autopublicación. Y así, después de un periodo de cortesía, he decidido ofrecer la novela a otra editorial —de momento, comprenderéis que reserve el dato para mí—. Esto nos lleva al meollo de la historia.

Desde el principio de mi carrera literaria, mi estrategia siempre ha sido la misma: demostrar a las editoriales que ganan más fichándome que dejándome suelto.

Mi estrategia siempre ha sido la misma: demostrar a las editoriales que resulta más rentable ficharme que dejarme suelto.

Y eso se logra con hechos.

Hay, no obstante, otra razón que me mueve a efectuar la operación guerrillera para la cual espero vuestro apoyo: aunque me debo a las editoriales (este business funciona así), mi mayor y verdadero compromiso es y será con vosotros, los lectores.

Es por ello que, mientras se concreta el traspaso editorial, he decidido explotar la novela por mi cuenta (es una medida temporal) y aprovechar esta situación excepcional para poner de manifiesto lo que siempre he creído: que se puede hacer llegar literatura de calidad a precios bajos.

Aunque me debo a las editoriales, mi mayor y verdadero compromiso es y será con vosotros, los lectores.

De este modo, entre vosotros y yo, podremos volver a pulverizar el algoritmo de Amazon —tal y como ya hemos hecho en otras ocasiones (mil GRACIAS GRACIAS GRACIAS de nuevo)— y colocar al canalla de Albatros en el lugar que le corresponde. A cambio, os ofrezco una visión bastante precisa del futuro inmediato que nos espera (¿no se os hace la boca agua?)

Éste es el plan: aprovechando que el día 10 de abril es el cumpleaños de mi madre (que tiene un sentido del humor a prueba de bombas), Albatros estará a tan sólo 0,99 € en formato digital y 8 € en edición de bolsillo hasta ese día. Ya en preventa en Amazon.

Se trata de una edición revisada y mejorada, para lo que hemos creado un sello editorial ficticio (gracias, Chevi, por el logo de BOOKLLONAIRE).

Ahora es cuando vosotros pasáis a la acción. ¿Seremos capaces de demostrar la importancia de los lectores? ¿Lograremos dejar claro cómo funciona esto? Estoy plenamente convencido de que así será. Así que gracias de nuevo y

¡comienza el espectáculo!

Albatros_Cover_for_Kindle

Anuncios

El verdadero Albatros (una historia de sincronicidad)

En ocasiones (dicho sólo por educación —lo cierto es que sucede siempre)los acontecimientos nos eligen a nosotros y no nosotros a ellos.

Sobre la cuestión de la sincronicidad ya hemos ido viendo muchas cosas a lo largo de este blog y hoy quiero insistir en ello con una historia curiosa (sí, amigos: todo está conectado.)

Algunos sucesos lejanos, en ocasiones olvidados, vuelven a nosotros con más frecuencia de la que estamos dispuestos a creer y dejan una huella duradera en nosotros. Hoy estaba buscando imágenes para ilustrar este post sobre el origen de mi personaje Albatros, el protagonista de mi novela homónima (Albatros, Megustaescribir/ Random House.) Para mí, Albatros nació en mi infancia. Bueno, en realidad «existió». Aquí os dejo un vídeo de sus primeros pasos.

Así es, Albatros (Albatross) era un personaje de un videojuego retro al que yo jugaba cuando podía en los viejos recreativos (los Arcade de toda la vida), concretamente el Rolling Thunder (primera parte 😀 .) A la hora de bautizar a mi propio personaje —algo que tuvo lugar unos treinta años después— no dudé en recurrir al nombre de aquel agente tan estilizado y misterioso.

Hoy, como ya he dicho, buscaba alguna imagen para adornar estas palabras y he topado, entre otras cosas, con una curiosa entrada que relacionaba a Albatros con un tal Dylan Dog, a quien yo ya no conocía.

dylan-dog-dead-of-night-gun-in-your-face
Dado que visten igual, sigo sin saber si éste es Albatros o Dylan Dog…

«¿Dylan Dog? Busquemos más info sobre este tipo», me dije… Y, Voilà!, aquí se disparó la pistola de las conexiones. Ciertamente, Dylan Dog no tenía mucho que ver con el Albatros de mi infancia, pero…

1721882-dylan_dog__1__by_mike_mignola

… Sí con el de mi novela. Y, por si fuera poco, sí con alguno de mis anteriores trabajos —en particular con Los pasajeros. Quienes conozcáis esa obra sabréis que el cuadro Golconde, obra del pintor belga Magritte, es decisivo (casi un personaje más, de hecho.) Pues bien, imaginad cuál sería mi sorpresa al descubrir que en una de sus aventuras, el amigo Dylan Dog tenía que enfrentarse ni más ni menos que a…

1818860-scansione0012

No pude evitar sonreír. Y es justamente lo que os deseo a vosotros: mucha lectura y risa abundante.

Feliz día, pasajeros.