Paga solo si te gusta

Considero que el título es lo suficientemente gráfico. A fin de atraer a los nuevos lectores, premiar a los seguidores habituales y, en definitiva, permitiros acercaros a mi obra sin tener que gastar ni un céntimo en caso de que no cubra vuestras expectativas, pongo a vuestra disposición MÁS DE UN 25% de cada una de mis dos primeras novelas –las que en su momentos fueron denominadas Serie Anonymous-. Me refiero, claro está a El búnker de Noé y Estación Orichalcum.

Supone también una excelente ocasión para mostrar sus nuevas cubiertas, minimalistas e inquietantes. ¡Ya no tenéis excusas para disfrutar de las novelas que contribuyeron a que me honrasen con el cariñoso apelativo de «escritor hacker».

Los enlaces los tenéis debajo de la sinopsis tras cada carátula. Espero que sean de vuestro agrado.

Portada Minimal de el búnker de Noé

Sinopsis:

LA NOVELA QUE PREDIJO EN CONFLICTO ENTRE EE.UU. Y COREA DEL NORTE

“Un texto complejo y frenético de un autor que no le teme a nada” (Bruno Nievas, autor de REALIDAD AUMENTADA)

“Este Frankestein literario dará mucho de que hablar, apuesten por ello” (Esteban Navarro, Finalista del PREMIO NADAL 2012, autor de LOS FRESONES ROJOS, Ediciones B)

“Un thriller diferente, irreverente, intenso y entretenido. Con una o varias moralejas con las que el lector puede reflexionar, pero también dejarse llevar por una trama fluida que te sumerge en una historia que podría ocurrir perfectamente sin pensar en ciencia ficción. Una novela muy recomendable y que ya está dando mucho que hablar…” (Armando Rodera, autor de EL ENIGMA DE LOS VENCIDOS, Ediciones B)

“Muy al estilo de Crichton, va trenzando una trama que gana en interés e intensidad a medida que avanza. El final es, desde luego, inesperado, y te deja con ganas de más” Désirée Matas, autora de EL TERCER ESTADO.

“Gabri Ródenas publicó una novela y ofreció tomar un café con los lectores que la compraran. La noticia corrió por las redes sociales y fue toda una experiencia” Fernando García, EL PAÍS.

Descubre la novela que alcanzó su madurez en Twitter y de la cual, a menos de un mes desde su publicación, EL PAÍS, EL CULTURAL (EL MUNDO) y la revista QUÉ LEER ya se habían hecho eco.

León Poiccard, un periodista de tercera, recibe por error un misterioso mail. La curiosidad le impulsará a descubrir el remitente, con consecuencias inesperadas que le vincularán a una resistencia ecologista internacional empeñada en descubrir qué se encierra dentro de un búnker subterráneo localizado en el desierto de Nebraska.

Si quieres leer 45 páginas de El búnker de Noé , pulsa sobre el título.

Portada Estación Orichalcum

Sinopsis:

Del autor de EL BÚNKER DE NOÉ llega ahora esta novela.

León Poiccard disfruta de unas vacaciones junto a Maribel Salgado en Jamaica. Convertido en escritor, busca inspiración para una nueva novela a través de las redes sociales.
La desaparición de un Boeing 777 Freighter en aguas del Triángulo de las Bermudas hará que las diversas tramas se organicen en forma de una compleja muñeca matrioska que guiará al lector hasta el centro neurálgico del misterio, en una frenética búsqueda de la Atlántida que, como bien sabrán los seguidores de este escritor “canalla” e irreverente, quedará lejos de los estereotipos de la literatura fantástica y la ficción comercial y les confrontará con una realidad aterradora y bien documentada.

El propio Ródenas nos previene: “Como autor, debo mencionarle que, aunque la historia es enteramente ficticia, los datos manejados no. De modo que no puedo garantizarle que, directa o indirectamente, parte de la trama no esté basada, muy a mi pesar, en hechos reales.
Lamento anunciarle incluso antes de comenzar a leer que el final le desconcertará un poco, dado que será interpelado de manera directa. Usted tendrá que tomar una decisión importante, que será la que determine el verdadero desenlace de la historia. Espero que no se lo tome a mal y que aprecie esta oportunidad de poder tomar decisiones vitales y de gran importancia tanto para su futuro como para el de las generaciones venideras. Estoy convencido de que sabrá obrar con sabiduría, pero le advierto: su mundo ya no será el mismo desde entonces”.

Si quieres leer 40 páginas de  Estación Orichalcum, pulsa sobre el título.

Anuncios

Terrorismo literario. Lista de atentados

 

Que nadie se alarme. Por fortuna no hubo muertos… bueno, alguno sí, pero de risa.

Aprovechando que la revista Qué Leer, en su número de febrero de 2013, ha celebrado el primer aniversario de la publicación de El búnker de Noé, he considerado oportuno hacer un pequeño balance de actos «terroristas» o «vandalismo literario» que he llevado a cabo con la colaboración y apoyo de los lectores –a quienes agradezco su labor desde aquí-.

 

1-      Todo comenzó con una propuesta curiosa: #uncafecongabri. La idea es sencilla y llamó la atención de numerosos medios, como El Cultural, El País o la revista Qué Leer en su número de verano 2012. Admito que no llegué a tomar un café con ningún lector (nadie se atrevió), pero fue un arranque impactante.

 

2-      Para la feria del libro de Sant Jordi 2012 dediqué e-books escribiendo la dedicatoria a mano, fotografiándola con Instagram y colgándola en Twitter. Un poco elaborado, pero los lectores agradecieron en gesto (y yo me debo a ellos, claro está).

 

3-      La relación con ellos llegó a tal extremo que decidí publicar una versión corregida de El búnker de Noé gracias a las aportaciones de los propios lectores. Nadie mejor que ellos para decirle a un autor qué es lo que quieren…

 

4-      Mi ilustrador habitual y amigo personal Andrex (@DRISMANN) tuvo la idea de traducir El búnker de Noé al inglés y nada mejor que una llamada al Crowdfunding, que dio como resultado una interesada en traducir íntegramente la novela al inglés. Noah´s Bunker verá la luz este 2013, lo cual me llena de ilusión y esperanza.

 

5-      Para el lanzamiento de Estación Orichalcum, mi segunda novela y última entrega hasta la fecha de la llamada Serie Anonymous, decidimos «boicotear» Amazon, dejando bien claro que el algoritmo que regula el ranking era absolutamente vulnerable. Acordamos llevar a cabo una compra masiva del libro el día del estreno: 21 de diciembre de 2012 a las 12:00 (jugando con la fecha de un fin del mundo que, finalmente, no tuvo lugar). No llegamos situarnos en el número 1, sino en el 3, aunque se vendieron cerca de 100 ejemplares en menos de dos horas.

 

6-      Finalmente, coincidiendo con mi decisión de abandonar las mega plataformas tipo Amazon o Kobo –al menos de manera directa (lo que hagan las editoriales no es asunto mío)-, y cuya justificación encontraréis aquí, decidí llevar a cabo un golpe definitivo que borrase la frontera entre el autor y el lector, atendiendo al hecho de que vivimos en un mundo tan interactivo que mantener dicha distinción se presenta como algo erróneo y obsoleto.

 

Esta última «broma» fue la que llamó la atención del redactor de Qué Leer y tuvo a bien hacerme una entrevista que me emocionó sobremanera, dado que, al menos hasta donde yo llego, nunca un autor indie había sido entrevistado en exclusiva para una publicación de tal envergadura sin haber fichado antes por una editorial. ¿Cómo es posible que un outsider de las letras se cuele en esa revista mientras las editoriales dan palos de ciego y se limitan a lamentarse por las pérdidas que sufren? Alguien está apuntando en la dirección equivocada al no escuchar a los lectores. En cualquier caso, me temo que no soy yo quien puede aportar una respuesta al respecto.

 

La misión de este resumen o repaso es dejar clara una idea bien sencilla: que los escritores independientes pueden plantar cara a la industria editorial mediante técnicas de guerrilla. No podemos asegurar un determinado resultado, pero sí que recorreremos el camino con una sonrisa imborrable. En los tiempos que corren, es todo un lujo a no desaprovechar.

People Have The Power

Héctor G. Barnés publicaba el siguiente reportaje: «Es imposible ganarse la vida si no trabajas para el mercado internacional» y tuvimos que darle la razón.

¿Eres escritor indie y has sentido que la industria editorial te daba de lado? ¿Has optado por lloriquear, patalear y, finalmente, criticar a las editoriales -haciendo gala de un evidente resentimiento- porque no se interesan por tu «fabulosa novela» (esa que, de ser publicada, desbancaría a Dan Brown y Ken Follet juntos)? Deja de hacerlo, no merece la pena, y pasa a la acción.

La ceguera del sector editorial ya no es ninguna novedad y no deberías perder ni un segundo más malgastando tu valiosa energía luchando contra editores y agentes, enviándoles  manuscritos que acabarán en la papelera sin ser leídos. No te engañes: tu caso no es diferente. El milagro no va a suceder… por los cauces convencionales, claro está.

Hace tan sólo unos días, mi amigo, el también escritor, Pablo Poveda, me remitía una lista de sitios donde puedes vender tu libro y obtener mayores beneficios que con el gigante Amazon, ese lugar al que todos recurrimos y que se ha convertido en la nueva plataforma de autoedición. Y es genial, pero no lo olvides: para ti es un sueño, para ellos un negocio. ¿Deberían ser las cosas así? Cambia el chip y empieza a pensar como un empresario. No te declares sólo a Amazon, hay otros amores.

Siguiente paso, ¿vas a quedarte de brazos cruzados, esperando que las editoriales te llamen por teléfono porque tu libro está en no sé qué posición en algún ranking y durante no sabemos cuánto tiempo? Puedes hacerlo, y hay ejemplos de que en ocasiones funciona. Pero también puedes ir más lejos… Todos sabemos que nuestras obras se venderían mejor en papel porque, lo queramos o no, en España al menos, lo del libro electrónico es todavía un recuerdo del porvenir. Ahora bien, ¿qué sucedería si la gente, los lectores, el público, pasasen a la acción y pidieran directamente a las editoriales un libro determinado? En ese sentido, personalmente he tenido aliados muy valiosos que no han tenido reparos en «boicotear» cariñosamente a las editoriales a fin de que abran los ojos. Los ejemplos son numerosos (y lamento dejar a la mayoría fuera de este texto pero no de mi corazón), pero quizá la más contundente haya sido y siga siendo mi querida Montse Martín Domíguez (a la que envío un cariñoso saludo desde aquí).

¿Más ideas? No lo he llevado a cabo, pero los lectores podrían crear un hashtag con el cual sugerir a las editoriales que publicasen tal o cual libro, ejerciendo así su capacidad de decisión. Se me ocurre algo como… #UnBunkerDePapel (cada cual que lo sustituya por la obra o lema que estime) y remitírselo directamente a la editorial que considere oportuna.

O un paso todavía más. He iniciado esta entrada con un reportaje de Héctor Barnés y no ha sido por casualidad. Es cierto que en otros lugares nuestras oportunidades tal vez sean mayores que aquí, concretamente en los lugares de habla inglesa. ¿Por qué no traducir nuestras obras a dicho idioma ampliando así sus posibilidades de éxito y, sobre todo, difusión? Porque es muy caro, ¿verdad? Pues he aquí una noticia alentadora: con El búnker de Noé (Amazon / Kobo) estamos llevando a cabo un experimento novedoso y demoledor: una traducción colectiva, al más puro estilo Crowdfunding. ¿Por qué? Porque la gente sabe lo que quiere y quiere ayudar; porque si te entregas a los demás, los demás se entregan a ti; porque al margen de las condiciones de un mercado en un determinado lugar, el mundo siempre es mucho mayor; porque, en definitiva, tenemos que dejar de quejarnos y actuar y a la gente, amigos míos, a la gente (esa entidad abstracta)… nadie puede detenerla. De modo que, probablemente, un NOAH´S BUNKER aterrice en USA e Inglaterra (incluso en papel) antes que aquí. La batalla no ha hecho más que comenzar. Stay Tuned!!!

 

vendetta-guy-fawkes-mask-on-black-849146