¿Ciencia ficción?

Retro futuro

 

 

 

Lo admito: nunca he sido un amante de la ciencia-ficción. De hecho, hasta hace bien poco creo que no había leído nada perteneciente al género al margen de algunos clásicos como los de H. G. Wells o Bradbury.

Iré más lejos: no sólo nunca me ha gustado sino que, además, huía de ella; platillos volantes, espadas láser, habitantes de Andrómeda, marcianos y todo tipo de extraterrestres no llamaban mi atención ni se ajustaban a mi sensibilidad lectora.

Pero la vida da muchas vueltas, ¿verdad?

 

Guerra de Nervios 001

 

 

El caso es que, para mi sorpresa, acabé escribiendo una novela que bien podría englobarse dentro del género: Los pasajeros. ¿No parece un tanto contradictorio? Trataré de explicar qué me hizo cambiar de opinión.

Mi idea inicial era escribir una historia con los viajes en el tiempo como telón de fondo. Siempre me ha gustado documentarme antes de escribir. Me parece una postura saludable y necesaria. Ya el propio Aristóteles recomendaba empezar por los predecesores. Y es cierto. ¿Para qué lanzarse a escribir sobre cualquier cosa sin saber lo que otros antes han dicho al respecto?

El caso es que devoré los textos de Heinlein, Sturgeon, Phillip K. Dick, Arthur C. Clarke, Asimov, más Bradbury, etc., y entonces llegó la sorpresa: la ciencia-ficción no iba sobre OVNIS ni galaxias lejanas; versaba sobre nuestra propia realidad; constituía un laboratorio en el cual analizar el futuro de la especie y el destino de nuestra sociedad y la humanidad en su conjunto.

 

retrofuturismo_1

 

 

Por supuesto que muchas de las ideas alocadas de aquellos autores se han cumplido. Otras no. Pero eso es absolutamente irrelevante. La reflexión acerca de hacia dónde nos dirigimos, los riesgos que entraña nuestra forma de organizarnos y distribuir los bienes materiales, la crítica al Sistema, la negación de algunos “valores” y la reivindicación de otros mucho más racionales y humanistas constituyen el núcleo de la denominada ciencia-ficción.

Es por ello que cada vez que escucho aquello de scifi ahora lo veo de otra manera; ahora sonrío y pienso “¿Se cumplirá o no?”. O, como si de un lema ciberpunk se tratase, me digo: “el futuro ya ha tenido lugar”.

 

heshka6

LOS PASAJEROS (Primeras páginas)

La casa del escritor

Para cualquier autor, mostrar al público su nueva obra entraña una mezcla de terror y satisfacción. En mi caso, que dedico una media de dos años a escribir una novela (desde su gestación mental hasta que llega la última versión), supone un momento único.

Tengo especial cariño a Los pasajeros pues, por una parte, es la primera novela que no será autopublicada directamente y, sobre todo, porque se aleja notablemente del estilo al que tengo acostumbrados a mi lectores.

Por otra parte – y he aquí la noticia que he guardado en secreto- la novela irá acompañada de un documental sobre la génesis del libro. Será realizado por una productora independiente en colaboración con la Universidad de Murcia y emitido antes de la publicación del libro. En él podréis ver cómo funciona la mente de un escritor, la razón por la que se eligen ciertos temas y qué relación guardan con la realidad que nos ha tocado vivir. Podréis acompañarme a lo largo de mi día a día y visitaréis algunos de los escenarios que me han inspirado. No obstante, volveremos a hablar sobre este tema más adelante.

Lo que hoy pongo a vuestra disposición son las primeras 36 páginas de la novela, coincidiendo con la llegada de los Reyes Magos. Conoceréis a tres de los cinco personajes principales, en este caso a Teresa de Silva, una enigmática filósofa amante de Chesterton; a Nico García, un chico que vive con su padre en una furgoneta; Cata, una misteriosa gata;  un tipo que afirma ser el ZorroTim Heredia, un médium canalla y juguetón.

Como en toda narración arquetípica, no podría faltar un antagonista: los golconditas, un extraño grupo compuesto por personajes que parecen sacados de un cuadro del pintor belga René Magritte… y mucho más. Aunque tendréis que esperar a la publicación de la novela para conocerles.

Por lo demás, puedo adelantaros que la novela aborda la cuestión del viaje en el tiempo desde una doble perspectiva, científica y literaria, al tiempo que constituye una especie de manual de guerrilla para afrontar ciertas circunstancias de nuestro presente y, de paso, poder cambiar el estado de las cosas de una manera pacífica.

Los pasajeros es mi novela más política y más compleja, pero también la más humana.

Deseo cautivaros con esta historia y, por supuesto, espero vuestras opiniones.

¡Larga vida a los hombres y mujeres libres y larga vida a Los Pasajeros!

Descarga los tres primeros capítulos pulsando en LOS PASAJEROS (Primeras páginas)