Ganadores del concurso «Albatros»

Saludos, camaradas.

En primer lugar, quiero agradeceros vuestro interés y participación en este concurso que hemos organizado en Twitter. Deseábamos celebrar el estreno del impactante Booktrailer de Albatros (Megustaescribir, Penguin-Random House), dirigido por Carlos Tomás —ayudado por José A. Puertas y Javi Díaz, así como de nuestras adorables ninjas— del mejor modo que sabemos: fomentando la lectura.

Muchos habéis sido los participantes, pero el azar ha decidido que estos sean los ganadores:

1—@LauraKarmona

2—@dayamming

3—@cesleo

4—reinfeld183

5—entremislibrosyo

Y un bonus track: @BookcrossingARG

Enhorabuena a los ganadores, mil gracias a todos los participantes.

Anuncios

Esto NO es una reseña sobre “El paciente” de Juan Gómez-Jurado

C_el paciente ok.indd

 

 

Así es, y que nadie espere lo contrario. No voy a desvelaros nada que vosotros mismos no hayáis visto en la última novela de Juan Gómez-Jurado (@JuanGomezJurado), El Paciente (Planeta). Más bien espero poder ofreceros algunos datos -o impresiones- que, tal vez, se os hayan pasado por alto.

Definitivamente, lo que voy a compartir con vosotros en este espacio es una serie de ideas un poco frikis que me vinieron a la mente tras la lectura de esta magnífica obra y lo voy a hacer planteando una hipotética entrevista que, espero, quede sin responder. ¡Empieza el espectáculo!

 

 

Hoy (NO) entrevistamos a Juan Gómez-Jurado (@juangomezjurado)[…]

 

Iba a felicitarte por tu nueva novela, pero, considerando que me has tenido dos noches en vela, creo que lo más sensato sería interponer una demanda judicial… No, en serio, resulta paradójico (es decir, al mismo tiempo una putada y un gran placer) que un escritor deba alegrarse cuando un lector devora de una sentada un texto que él ha tardado meses o años en elaborar. No es fácil escribir un texto de este tipo, pero tú lo has conseguido. Dado que no me he traído una batería de coche y un par de electrodos, no te preguntaré por la fórmula secreta de tu éxito, pero ¿puedes darnos alguna pista?

 

 

Sé que eres un gran amante de la ciencia-ficción. Esta novela no tiene nada que ver con ese género, sin embargo, a su manera, presenta un cierto aroma a ucronía muy actual; nos sitúa en lo que ha dado en llamarse punto Jonbar, o ese acontecimiento decisivo que puede cambiar el rumbo de la historia en función de qué decisión se tome. En este caso, la situación es bien concreta: «¿Qué pasaría si cierto presidente estadounidense de color…?»

 

 

Quizá el tópico más recurrente al que los escritores nos enfrentamos es la idea que el lector suele tener acerca de nuestra presencia en la novela. Asumamos que, como lector, imaginaba que habría un poco más de ti en Evans (treinta y ocho años, sí un poco mayor y más alto que tú, pero…) hasta que nuestro doc afirma no estar muy interesado en Twitter. Eres un tuitero de referencia dentro del panorama nacional y, no obstante, la promoción de esta novela me ha parecido más moderada y sobria que la de otras de tus obras. ¿A qué atiende esto? ¿Es fortuito o podría decirse que ya no lo necesitas? El propio Stephen King ha abierto recientemente un perfil de Twitter y no menciona ninguno de sus trabajos; Pérez-Reverte tampoco… ¿Consideras que la mejor forma de promocionar una novela, en tu caso, es mantener un diálogo cercano y constante con tus lectores, tal y como haces siempre?

 

 

Señor White… ¿Una antítesis del Presidente de los Estados Unidos (en todos los sentidos)? ¿Un homenaje al personaje interpretado por Harvey Keitel en Reservoir Dogs? ¿un homenaje a Walter, de Breaking Bad? Francamente, me cuesta creer que llamar Blanco a un personaje tan oscuro sea casual…

 

 

La referencia a la tecnología es constante a lo largo de toda la novela. Podríamos decir que juega un papel fundamental, clave, casi hasta el punto de convertirse en un personaje imprescindible. Al imaginar al señor White observando todas esas pantallas a través de las cuales intenta controlar de manera absoluta al doctor Evans no he podido evitar pensar en la serie británica Black Mirror. ¿Estamos abocados al panóptico tecnológico? ¿Cómo imaginas la relación a corto plazo entre el ser humano y la máquina? ¿Qué opinión te merecen prácticas como las llevadas a cabo por la NSA? ¿Cabe imaginar que las utopías sugeridas por Orwell y Huxley estén comenzando a hacerse realidad?

 

 

Leí que un lector de la novela sostenía que de llamarte John Smith, ahora mismo tendrías una casa en los Hamptons y que las productoras hollywoodienses se estarían rifando tu novela para adaptarla a la gran pantalla. Por otra parte, he escuchado rumores de movimientos en esa dirección. ¿Algo que decir al respecto o lo dejamos en un elegante suspense?

 

 

¿Cómo ves el panorama cultural español? ¿Empieza a ser una buena idea cambiarnos el nombre por el de John Smith u otro similar, con aroma a hamburguesa?

 

 

Hemos llegado al final de la entrevista. Debo decirte que me ha encantado cierto guiño final que aparece en la novela. Dejemos que sean los lectores quienes lo descubran. Por mi parte, y ahora sí, sólo me queda felicitarte por esas horas de sueño que me has robado. Has demostrado una vez más que eres un maestro del bestseller, ¡aunque no tengo muy claro que me dejase en tu manos si te veo aparecer con un bisturí!

 

 

Tomada de Jot Down
Tomada de Jot Down

¿Aceptas el desafío? #LaCuartaDeGabri

Ya sabéis que mi compromiso con vosotros es enorme y sólido. También conocéis mi estilo. Esta es la situación: después de haber aparcado la redacción de una novela me toca volver a la carga y he pensado que entre todos podemos animar un poco el cotarro y, de paso, sacudir de manera lúdica el escenario editorial y el panorama literario. ¿Cómo?

 

Esta es mi propuesta, mi Call for papers: decidme vosotros sobre qué os gustaría leer, que novela os gustaría que escribiera. Quiero escuchar vuestras propuestas, vuestras ideas, vuestros argumentos. Podéis hacérmelo llegar vía Twitter, Facebook o a mi mail: uncafecongabri@gmail.com

Nuestra colaboración siempre ha funcionado, ¿lo recordáis?

Estaré encantado de escucharos. A fin de cuentas, sois los destinatarios últimos de mi universo narrativo…

En twitter y otras redes sociales hemos habilitado el hashtag #LaCuartaDeGabri para poder seguir las conversaciones.

¿Aceptáis el desafío?

¡Comienza el juego!

 

51a1d6c564151_original

Algunas observaciones a propósito de Los Pasajeros

montaje portada ok_2

 

 

Los lectores que ya han disfrutado de las primeros capítulos de Los pasajeros no han dudado en calificarla de “valiente”, “arriesgada”, “atrevida”, “hipnótica” e incluso de “rara”. Yo añadiría a la lista de calificativos el de comprometida. He decidido, por tanto, y antes de su próximo lanzamiento ofrecer algunas consideraciones sobre la misma.

Lo primero que advertirá cualquiera que se adentre en sus páginas será que la novela arremete contra cualquier convención propia de cualquier género al que se la quiera adscribir (¿Thriller sin armas ni violencia ni sexo? ¿Ciencia-ficción sin naves espaciales procedentes de planetas lejanos? ¿Fantasía sin orcos ni ninfas ni vikingos?). Nada de esto es gratuito.

Ciertamente, Los pasajeros se aleja sustancialmente de mis anteriores trabajos; es un obra más contundente.

¿A qué se debe este cambio de registro? La decisión atiende a razones morales. Desde mi punto de vista, nuestro país -y mucho me temo que el resto del planeta- atraviesa un momento histórico delicado. Es obligación de un autor no sólo entretener (que también), sino también aportar ideas y herramientas necesarias para el cambio. Siempre he defendido que entretenimiento y cultura no son excluyentes y, en este periodo, este presupuesto se hace más necesario que nunca.

De haber escrito una novela de mero entretenimiento -repito que Los pasajeros cumple esa función (de lo contrario habría escrito un ensayo)- consideraría que habría contribuido al mantenimiento del statu quo, ofreciendo otra cortina de humo y un poco más de “opio” que desviase la atención del estado real de las cosas.

En este sentido, y sin ánimo de resultar presuntuoso, puedo asegurar que Los pasajeros es una novela necesaria, entendiendo por “necesaria” en este contexto una narración útil para el conjunto de la comunidad; una novela humana y con pretensiones de trascender el espacio puramente literario. Una novela que ofrece armas, siempre pacíficas, listas para promover una sociedad más igualitaria y justa.

Tal vez esto suene un poco brechtiano. Nada más lejos de mi intención.

Puedo adelantar, y lo hago sin ningún pudor o falsa modestia, que Los pasajeros no dejará indiferente a ningún lector. Si para bien o para mal lo dejo a vuestra consideración. Por lo pronto, y si os apetece anticiparos al futuro, os invito a hojear sus primeras páginas y sumergiros en un viaje en el tiempo de la mano de una filósofa, un médium, un chaval que vive en una furgoneta, El Zorro… y una peculiar gata.

¡Larga vida a los hombres y mujeres libres!

La novela del futuro

Pelear a la contra nunca ha sido tarea fácil ni del todo grata. Escucho y leo a diario voces que parecen asumir un futuro renovado para la literatura. La diversificación del ocio (con la consiguiente limitación temporal para disfrutar de cada una de las opciones) y los nuevos hábitos del consumidor apuntan a formatos que pujan por abrirse camino. Ésta es la teoría, la la opinión mayoritaria y casi populista. Mas la realidad es otra y bien diferente. Los formatos digitales no han comenzado aún a ser explotados de manera creativa, sino que  parecen limitarse a reproducir a pequeña escala a sus hermanos mayores. En el caso de la literatura, los ebooks son versiones escaneadas de sus homólogos en papel (o aspirantes a).

Lo cierto es que el libro en formato digital ofrece una serie de posibilidades casi ilimitadas: podemos cambiar sus cubiertas en cuestión de segundos (aquí podéis ver algún ejemplo de primera mano); llevar a cabo ediciones revisadas y corregidas; insertar alguna playlist o BSO que pueda ser reproducida en programas como Spotify (mis dos primeras novelas #elbúnkerdeNoé y #EstaciónOrichalcum, así como en la que me hallo ahora #LosPasajeros, tienen su lista de reproducción en dicha plataforma, así como un uso diegético), etc.

Por supuesto, la cosa no queda aquí. No está de más en este punto recordar el trabajo de uno de los pioneros de eso que ha dado en llamarse Cultura Transmedia: Henry Jenkins y su conocido texto Convergence Culture. La cultura de la convergencia de los medios de comunicación (Paidós, 2008). El análisis de la franquicia Matrix que lleva a cabo puede aportarnos muchas y valiosas ideas e indicativos de por dónde caminará la nueva literatura -no se asusten: seguirá teniendo una forma muy similar a la actual-. Lejos de limitarse al típico merchandising para cadenas de comida rápida o adaptaciones planas a videojuegos y demás, los Wachowski fueron más lejos incorporando historias complementarias dentro de los videojuegos, cómics, mini-series, etc. En otras palabras, para conocer la totalidad de la saga, había que bucear en diversas fuentes, localizadas en distintos formatos; líneas argumentales y subtramas de las películas se completaban en cómics o videojuegos.

Las redes sociales han favorecido la comunicación entre autor y lector y también han abierto la puerta a nuevas prácticas. A nivel personal, y hablo de ellas porque es lo que conozco de primera mano, he experimentado con algunas como, por ejemplo, invitar a los lectores a participar y a aparecer en algunas de mis novelas como personaje real mediante una cuenta de Twitter y un determinado hashtag (pueden ver el caso de #ElMundoQueYoQuiero para #LosPasajeros).

Asimismo, me gusta diseminar Bonus Tracks en diversos lugares fuera de la novela. Para El búnker de Noé, escribí un pequeño relato basado en una trama secundaria. Sólo diré que en él se abordaba el debate sobre qué resultaba más interesante: Pearl Jam como banda o Eddie Vedder en solitario. Lo coloqué en mi web, de modo que si el lector o la lectora quería conocerlo, debía rastrear un poco.

Lo mismo hice con un audio relato, o una invitación que me hizo el equipo de podcasters de La taberna galáctica (gracias @RayJaen por tu fabulosa interpretación). Aproveché para incluir una recreación locutada de otro texto inédito muy relacionado, en este caso, con mi primera novela. El resultado puede ser escuchado aquí (a partir del minuto 10:42). Al mismo tiempo, me pareció una buena idea posibilitar que los lectores y oyentes conocieran un poco más sobre mí, la persona y no el escritor, por lo que puse voz a uno de los personajes del relato (llamado, por cierto, “Amarillo”). Siempre me ha gustado saber pequeñas anécdotas y detalles biográficos de mis autores favoritos y pensé que lo mismo podría sucederle a alguno de mis propios lectores.

En resumen, lo que quería transmitir aquí hoy es que esta época, lejos de ser apocalíptica, abre la vía a nuevas formas de literatura, nuevas formas de novela y a nosotros nos corresponde darle forma y contenido. Todavía estamos a tiempo de ser pioneros. Sólo hay que atreverse.

Captura de pantalla 2013-08-06 a las 12.54.31

#ElMundoQueYoQuiero

Volvemos a la carga con nuestra propuesta de novela «enriquecida» y un puntito transmedia.

En esta ocasión, tal y como ya os adelanté en este post, quiero contar con vuestra ayuda para mi tercera novela, #LosPasajeros #ThePassengers. El procedimiento es muy sencillo: podéis hacerme llegar a mí y, mucho mejor, al resto de lectores e interesados vuestras propuestas acerca de cómo mejorar el mundo; cómo hacer de este lugar un sitio mejor para vivir, más justo e igualitario. Para ello disponéis de un buen puñado de canales:

Twitter: Hemos habilitado un hashtag #ElMundoQueYoQuiero. Este tag será incorporado a la novela, de modo que vuestras sugerencias –incluidas o no- podrán ser rastreadas y, ya de paso, fomentaremos el diálogo entre lectores, autores e internautas afines al proyecto.

Facebook: Sentíos libres de colgar en mi muro vuestras ideas. Serán bienvenidas.

También podréis enviármelo a mi mail (si lo buscáis lo encontraréis), pero a mi juicio desvirtúa el sentido del experimento.

Señoras y señores, la diversión está servida. Gracias y abrazos.

People have the Power

Paga solo si te gusta

Considero que el título es lo suficientemente gráfico. A fin de atraer a los nuevos lectores, premiar a los seguidores habituales y, en definitiva, permitiros acercaros a mi obra sin tener que gastar ni un céntimo en caso de que no cubra vuestras expectativas, pongo a vuestra disposición MÁS DE UN 25% de cada una de mis dos primeras novelas –las que en su momentos fueron denominadas Serie Anonymous-. Me refiero, claro está a El búnker de Noé y Estación Orichalcum.

Supone también una excelente ocasión para mostrar sus nuevas cubiertas, minimalistas e inquietantes. ¡Ya no tenéis excusas para disfrutar de las novelas que contribuyeron a que me honrasen con el cariñoso apelativo de «escritor hacker».

Los enlaces los tenéis debajo de la sinopsis tras cada carátula. Espero que sean de vuestro agrado.

Portada Minimal de el búnker de Noé

Sinopsis:

LA NOVELA QUE PREDIJO EN CONFLICTO ENTRE EE.UU. Y COREA DEL NORTE

“Un texto complejo y frenético de un autor que no le teme a nada” (Bruno Nievas, autor de REALIDAD AUMENTADA)

“Este Frankestein literario dará mucho de que hablar, apuesten por ello” (Esteban Navarro, Finalista del PREMIO NADAL 2012, autor de LOS FRESONES ROJOS, Ediciones B)

“Un thriller diferente, irreverente, intenso y entretenido. Con una o varias moralejas con las que el lector puede reflexionar, pero también dejarse llevar por una trama fluida que te sumerge en una historia que podría ocurrir perfectamente sin pensar en ciencia ficción. Una novela muy recomendable y que ya está dando mucho que hablar…” (Armando Rodera, autor de EL ENIGMA DE LOS VENCIDOS, Ediciones B)

“Muy al estilo de Crichton, va trenzando una trama que gana en interés e intensidad a medida que avanza. El final es, desde luego, inesperado, y te deja con ganas de más” Désirée Matas, autora de EL TERCER ESTADO.

“Gabri Ródenas publicó una novela y ofreció tomar un café con los lectores que la compraran. La noticia corrió por las redes sociales y fue toda una experiencia” Fernando García, EL PAÍS.

Descubre la novela que alcanzó su madurez en Twitter y de la cual, a menos de un mes desde su publicación, EL PAÍS, EL CULTURAL (EL MUNDO) y la revista QUÉ LEER ya se habían hecho eco.

León Poiccard, un periodista de tercera, recibe por error un misterioso mail. La curiosidad le impulsará a descubrir el remitente, con consecuencias inesperadas que le vincularán a una resistencia ecologista internacional empeñada en descubrir qué se encierra dentro de un búnker subterráneo localizado en el desierto de Nebraska.

Si quieres leer 45 páginas de El búnker de Noé , pulsa sobre el título.

Portada Estación Orichalcum

Sinopsis:

Del autor de EL BÚNKER DE NOÉ llega ahora esta novela.

León Poiccard disfruta de unas vacaciones junto a Maribel Salgado en Jamaica. Convertido en escritor, busca inspiración para una nueva novela a través de las redes sociales.
La desaparición de un Boeing 777 Freighter en aguas del Triángulo de las Bermudas hará que las diversas tramas se organicen en forma de una compleja muñeca matrioska que guiará al lector hasta el centro neurálgico del misterio, en una frenética búsqueda de la Atlántida que, como bien sabrán los seguidores de este escritor “canalla” e irreverente, quedará lejos de los estereotipos de la literatura fantástica y la ficción comercial y les confrontará con una realidad aterradora y bien documentada.

El propio Ródenas nos previene: “Como autor, debo mencionarle que, aunque la historia es enteramente ficticia, los datos manejados no. De modo que no puedo garantizarle que, directa o indirectamente, parte de la trama no esté basada, muy a mi pesar, en hechos reales.
Lamento anunciarle incluso antes de comenzar a leer que el final le desconcertará un poco, dado que será interpelado de manera directa. Usted tendrá que tomar una decisión importante, que será la que determine el verdadero desenlace de la historia. Espero que no se lo tome a mal y que aprecie esta oportunidad de poder tomar decisiones vitales y de gran importancia tanto para su futuro como para el de las generaciones venideras. Estoy convencido de que sabrá obrar con sabiduría, pero le advierto: su mundo ya no será el mismo desde entonces”.

Si quieres leer 40 páginas de  Estación Orichalcum, pulsa sobre el título.

#SincroniciUdad

Como ya he comentado en algún momento, varios compañeros escritores me han pedido escribir algo juntos. Admito que, en materia de literatura, soy un Lonesome Cowboy, pero me apetecía asumir el reto y, de paso, dar voz a todas esas personas que quisieran decir muchas cosas pero que no se sienten capaces de hacerlo en la forma de una novela o algo susceptible de ser publicado por sí mismo.

Ésta es, por tanto, mi propuesta:

1- Me comprometo a hacer las veces de editor de un volumen que se llamaría SincroniciUdad y que, lógicamente, tendría por hilo común la cuestión de la SINCRONICIDAD, es decir, ese tipo de sucesos conectados, en apariencia, al azar pero que constituyen un todo significativo. Los relatos tendrían una extensión máxima de 6 páginas y sin mínimo, escritos en Times new roman, 12 puntos y espacio doble.

2- La fecha máxima de recepción sería el 30 de junio de 2013 y los relatos –escritos en castellano- deben ser remitidos a mi mail: uncafecongabri@gmail.com, donde también debe figurar un consentimiento de publicación y una declaración de que los relatos no están sujetos a contratos con terceros (no queremos problemas con la ley, ¿verdad?) y que son propiedad del autor.

3- Las historias pueden ser reales o ficticias.

4- Mi idea es intercalar relatos de escritores consagrados con aquellos procedentes de aficionados, lectores, etc. Es decir, NO es necesario tener nada publicado. Indudablemente, yo, en calidad de editor, me reservo la opción de que determinados relatos –por razones de calidad, temática ofensiva o cualquier otra razón relevante- no sean incluidos en el volumen.

5- Los relatos aparecerán por orden alfabético del apellido del autor, independientemente de su estatus en la cadena editorial. Se podrá incluir un mail de contacto o Twitter personal si así se desea (no es obligatorio).

6- El objetivo es poder publicar el volumen digital en Amazon a mediados de julio del presente año. Los beneficios serían íntegramente donados a obra social, variando ésta cada 500€ recaudados. A fin de que el proceso sea absolutamente transparente, irán apareciendo las fotografías de los ingresos realizados en las cuentas de las distintas organizaciones –que, a su vez, serán elegidas por los propios participantes-. Los justificantes de ingreso se subirán a esta cuenta de Facebook.

Asimismo, SincroniciUdad estará disponible de manera permanente en la página de Save the Children y el proyecto impulsado por Juan Gómez-Jurado 1Libro1Euro.

7- Para los participantes más tuiteros, hemos habilitado el siguiente hashtag para darle difusión a la obra: #SincroniciUdad.

De modo que os espero y deseo que entre todos aportemos nuestro granito de arena para hacer de este mundo un lugar más mágico y conectado. A fin de cuentas, las historias están en el aire…

¡La veda queda levantada!

 

Loop 1604

Los pasajeros (The Passengers)

487947_4468795245250_1573101961_n

Dedicado a José Ángel Martos

Mi deuda con él es enorme

Tal y como se anunció en la revista Qué Leer y como yo mismo adelanté en este post, hoy hago públicos varios aspectos de mi nueva novela, llamada, sin más dilación, Los pasajeros (The Passengers).

El motivo de elegir este día es, por un lado, que coincide con el día de los enamorados (y yo estoy enamorado de vosotros, que leéis estas palabras en este preciso instante) y, por otra, algo más personal: la fecha coincide con el décimo aniversario de mi hijo Adrián.

Hay varias diferencias entre esta novela y las anteriores: la ausencia de León Poiccard, Maribel Salgado y Cía.; el debilitamiento de la parte racional y una apuesta sólida por las emociones y el instinto; la expulsión del elemento conspiranoico (la serie anonymous diagnosticaba ciertos problemas; en Los pasajeros se ofrecen líneas de solución); un mayor lirismo, si se quiere ver así –una mayor carga literaria en sentido estricto y ligeramente menos comercial– y lo más importante: el desarrollo o creación de la novela será «transmitido» a tiempo real.

Compartiré con vosotros dudas, avances, problemas, atascos, documentos, opiniones, datos, etc. Al final tendréis la novela «que habéis escrito vosotros».

SINOPSIS:

En líneas generales, Los pasajeros es una historia sobre reencarnación y viajes en el tiempo, con un matiz: la mayor parte de las tesis serán avaladas por argumentos científicos (en ocasiones procedentes de la ciencia límite e otras abiertamente pseudocientíficos).

Cinco pintorescos personajes acaban encontrándose «por azar» en extrañas circunstancias. Huelga decir que la casualidad es expulsada de manera automática de la historia desde el primer minuto y la omnipresencia del dharma (u orden cósmico del mundo) se palpará con fuerza. Poco a poco, irán advirtiendo que tienen que llevar a cabo una misión, sin saber muy bien cuál. Como si de la resolución de un puzle se tratase, los cinco pasajeros tendrán que montar una compleja muñeca matrioska narrativa repleta de emociones, humanidad y enemigos. ¿Qué misterio será el que deban resolver? ¿Por qué se verán obligados a recurrir a los saltos en el tiempo? ¿En qué sentido y de qué modo?

PERSONAJES:

Los cinco convocados son:

  • Teresa de Silva: filósofa y lectora voraz de G.K. Chesterton. Sofisticada, elegante y siempre vestida de negro.
  • Nico García: un chaval de dieciséis años que vive en una furgoneta con su padre, antiguo carpintero arrojado al desahucio por falta de trabajo.
  • Don Diego de la Vega, alias El Zorro: así es. Un tipo que afirma ser Don Diego de la Vega aparece sin saber cómo en 2013, en el sur de España, vestido como El Zorro. ¿Será un impostor o un mero imitador?
  • Timoteo «Tim» Heredia: Médium. Recibe la señal de que debe localizar a Teresa de Silva y, después, advertirá que su misión es transmitir un mensaje del «más allá» a los convocados y, por extensión, al resto de la humanidad, pero cuyo contenido todavía desconoce.
  • Cata: una gata muy especial. [Anécdota1: mi gata en la vida real se llama Catalina].

A fin de organizar y poder rastrear los avances de la novela, propongo emplear el hashtag #LosPasajeros (#ThePassengers para los amigos americanos). En otras redes sociales y en otros medios ya nos iremos organizando (se admiten sugerencias).

Ni que decir tiene que el reto es potente. A nivel personal, implica que la presión es grande (¡No podría teneros a la expectativa tres años!). Fiel al modelo Stephen King, me comprometo a escribir mis 2.000 palabras al día y que la novela esté a vuestra disposición en 2014.

Como ya señalé en su momento, otra de las novedades reside en que Los pasajeros no será subida de forma inmediata a Amazon, Kobo ni ninguna otra plataforma digital, sino que recorrerá los caminos tradicionales de editores, concursos, etc. Sólo en caso de que no pueda llegar a vosotros en formato tradicional, será puesta a vuestra disposición de manera gratuita en versión electrónica.

Así pues, demos la bienvenida a #LosPasajeros. Buen viaje.

Asi se hace la cubierta de un libro

Aprovechando la inminente publicación de la segunda parte de El búnker de Noé (versión internacional aquí) el 21 de diciembre de 2012, coincidiendo con la fecha del fin del mundo según los mayas y con objeto de demostrar mi fe en el futuro (y continuidad) de la humanidad, decidimos obsequiar a los lectores con una carátula deluxe.

Una de las ventajas de los libros electrónicos o ebooks que rara vez se suele destacar es que pueden ser actualizados, como si de un programa o una aplicación se tratase. Esta característica los convierte en algo similar a una entidad viva, orgánica. Pues precisamente esto es lo que hemos explotado en esta ocasión. Para ello, el ilustrador Andrex (@DRISMANN) y el diseñador gráfico Alejandro Martí (@alexonthenet) —encargado de insertar la letras y pulir algunos detalles de cara a la conversión digital— se han empleado a fondo.

Hay que señalar que todo el proceso —a excepción de la incorporación de letras— se ha llevado a cabo de manera artesanal, tal y como puede verse en los ejemplos que aquí mostramos y en el making of. Las ilustraciones se han realizado manualmente, coloreadas posteriormente con rotuladores y pasteles.

Hemos intentado transmitirle un aire Pulp, Grindhouse, Pop, Serie-B de los 70-80; un guiño al cómic y a lo analógico; un toque industrial y Old School y un puntito de actitud naïve en algunos detalles y una tipografía canalla y cabaretera contrastando con el resto.

En representación de todo el equipo, deseo de todo corazón que os agrade esta nueva cubierta. Tanto Andrex como Alejandro estarán encantados de responder a vuestras preguntas de manera directa:

Andrex: drismann@gmail.com

Alejandro Martí : alejandroenlared@gmail.com